Temas para predicar en estos tiempos difíciles

¿Qué haremos si estamos viviendo en tiempos difíciles?, Reflexión

Tema para predicar en estos tiempos difíciles, Reflexión Cristiana

Vamos a reflexionar en el tema «Viviendo en tiempos difíciles». Al final te dejaré algunos enlaces con temas para predicar en estos tiempos, pues como sabemos, mis amados lectores, estamos viviendo en tiempos de gran dificultad. Este es el enunciado que se escucha con mucha frecuencia desde los púlpitos. 

(También te puede interesar: La mujer del flujo de sangre)

Los medios de comunicación han convertido esta frase en casi un slogan. Esta pequeña pero eficaz consigna «estamos viviendo en tiempos muy difíciles» la han sabido explotar muy bien los productores de las grandes cadenas de noticias y han multiplicado sus ingresos. Todo el mundo está pendiente de ver y de leer las últimas noticias.

(Después de leer este artículo quizás te puede interesar: Cinco características de un siervo de Dios)

Estamos viviendo en estos tiempos difíciles, pero todo lo podemos en Cristo

Me tomo la osadía de que esta máxima: «estamos viviendo en tiempos difíciles«, ha sido eficaz. Muchos creyentes e incrédulos, políticos, profesionales y gobernantes, están usando esta expresión. La usan para justificar que han dirigido y siguen llevando al fracaso y a la frustración a la humanidad entera.

Estudiemos la historia sagrada y analicemos un poco los acontecimientos de la historia secular. Si hacemos lo anterior, podemos demostrar que desde el Génesis, la humanidad, ha vivido en tiempos difíciles. Nuestro lema, nuestra consigna, nuestro slogan tiene que ser determinante: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece» (Filipenses 4:13)

Hay ejemplos de hombres que se sobrepusieron en tiempos complicados, hombres que inspiran temas para predicar en estos tiempos. A continuación algunos de estos varones.

Hombres que inspiran temas para predicar en estos tiempos

1. Abraham fortaleció su fe en tiempos difíciles

Este varón, Abraham, tuvo que salir de su casa y dejar su parentela. Tomó la determinación de creerle a Dios y caminó sin saber a dónde iba. Lo tenía todo, pero renunció a la comodidad que tenía con su familia, para ir a un lugar desconocido. Tomó la determinación de hacer caso al mandato divino. «Y se fue Abram, como Jehová le dijo» (Génesis 12:4). Abraham aceptó voluntariamente el reto de creerle a Dios y estaba determinado a vencer, a entrar en un proceso de formación de carácter. 

(También puedes visitar la sección de Prédicas Escritas)

Cuando Abraham se encontró frente a su tiempo difícil, tuvo que elegir. Eligió la solución más fácil. «Ahora , pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti» (Génesis 12:13). No pasó la prueba de su integridad y de sus valores; tuvo que enfrentar consecuencias.

2. José

El joven José vivió momentos difíciles al ser vendido por sus hermanos

José, hijo de Jacob, al igual que Abraham lo tenía todo. Era el preferido de su padre, renunció aceptando el dejar el bienestar que tenía en su hogar; para ser despreciado por sus hermanos. José vivió momentos difíciles, fue vendido como esclavo y calumniado. 

Para José no fue fácil haber permanecido en la cárcel por trece largos años antes de llegar a lo máximo de su carrera, Dios sometió a José a un proceso de reconocimiento de sus valores para desarrollar en él un hombre con carácter determinado.

(Te puede interesar: La armadura de Dios)

Dios manifestó su carácter divino en el carácter de José, para llevarlo a ocupar un lugar muy alto y de prestigio en Egipto. «Y dijo Faraón a José: Pues que Dios te  ha hecho saber todo esto, no hay entendimiento ni sabio como tú. Tú estarás sobre mi casa, y por tu palabra se gobernará todo mi pueblo; solamente en el trono seré  mayor yo que tú». (Génesis 41:39-40)

3. Nehemías en tiempos difíciles

La adversidad nunca derrumbó a Nehemías

Nehemías lloró cuando vio los muros derribados, para él no fue fácil, también vivió en tiempos difíciles, pero tuvo un proceder positivo frente al reto que tenía frente a él, la adversidad que estaba viviendo no lo derrumbó. Leamos lo que dice en Nehemías 2:17: 

«Les dije, pues: Vosotros véis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio». Él no se quedó sentado lamentándose de la situación, Nehemías empezó a reedificar los muros y la ciudad. 

4. Jesús al llevar la cruz vivió un momento difícil

El Señor Jesús al llevar la cruz, vivió «tiempos difíciles», fue abusado verbalmente, sufrió físicamente hasta llegar al calvario, pero él no se rindió, no desistió a medio camino, no se cansó, no se lamentó, fue llevado como oveja al matadero, lo soportó todo porque el amor que tenía para salvar a la humanidad era determinante. «Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota, y allí le crucificaron, y con él a otros dos, una a cada lado, y Jesús en medio» (Juan 19:17-18).

Jesucristo nos dio el más grande ejemplo de sobreponerse a los momentos adversos, de angustia y sufrimiento. Fue traicionado, sus discípulos lo abandonaron en el momento mas difícil, fue arrestado injustamente, fue golpeado, se burlaron de él, y por último, su más grande sacrificio, fue crucificado en la cruz del calvario.

Muchos se sienten traicionados, abandonados, tratados injustamente, sufren burlas y grandes padecimientos, pero en Jesús tenemos un gran ejemplo a seguir para luchar en medio de circunstancias adversas. Jesús sufrió, pero tenía un gozo puesto delante de él, la salvación de la humanidad. Nosotros tenemos una esperanza delante de nosotros, la venida de Cristo por su iglesia.

5. Pablo también tuvo padecimientos

El apóstol Pablo era un hombre sobresaliente y preparado de entre los Judíos, quien después de perseguir a la iglesia tomó la determinación de aceptar y llevar un aguijón en su carne, fueron tiempos difíciles, pero esto fue el instrumento que Dios usó para perfeccionarlo, no le importó la adversidad, estuvo predicando el evangelio con denuedo, con fervor; porque este aguijón que era su debilidad era el instrumento de Dios para perfeccionarse en su debilidad.

Esto lo convertiría después en el apóstol más dedicado y ejemplar de los seguidores de nuestro Señor Jesús.

Hombres con determinación en tiempos difíciles

Otros hombres de la historia que inspiran temas para predicar en estos tiempos

Para Abraham Lincoln no fue fácil el luchar por los derechos de los esclavos, pero tuvo que tomar la decisión determinante de hacerlo en tiempos difíciles. Para Einsten no fue fácil huir de Alemania, donde era perseguido por ser Judío, fueron tiempos difíciles, pero su sufrimiento después de la persecución, lo hizo determinar ser un científico brillante.

(Puede que te interese: Restaurando los muros caídos)

Para Martin Luther King no fue fácil luchar contra el racismo de su época, pero luchó y se abrió paso en medio de la adversidad, porque al igual que Abraham Lincoln, soñaba con ver una nación unida sin distinción de razas; ambos en tiempos difíciles, llegaron hasta las últimas consecuencias y pagaron con sus vidas el precio de una libertad que nunca vieron, todo esto porque había determinado pelear por una noble causa.

Todos estos hombres tuvieron la determinación de hacer de la adversidad un trampolín para el éxito, sus circunstancias difíciles las convirtieron en instrumentos para la victoria, rehusaron a continuar viviendo conformes y atrapados en sus circunstancias, rompieron la barrera de sus propios lamentos: «somos víctimas» en «tiempos difíciles», haciendo a un lado estas cosas para alcanzar sus objetivos, para llegar a la meta.

Es tiempo de confrontar los momentos difíciles

Es tiempo de determinar creerle a Dios, es tiempo de confrontar los tiempos difíciles con la misma tenacidad con que lo hicieron aquellos hombres y mujeres ejemplares cuyos nombres están inmortalizados en la historia de la humanidad.

De igual forma, es tiempo de afirmar los valores que Dios ha establecido en nosotros como hijos y herederos de Él, es tiempo de cambiar nuestro lenguaje y vivir como hijos de un rey todopoderoso, ya no tenemos deuda, él nos perdonó y esa es la raíz de nuestra victoria, de nuestra libertad, de nuestra prosperidad. Su perdón que trajo luz a nuestras vidas, es el fruto de su amor y de su gracia.

(También puedes leer: El poder de la oración, estudio bíblico)

En su perdón adquirimos el valor que hoy tenemos, no en base a la escala de valores de la apariencia o de nuestro modelo ideal, porque no valíamos nada. «Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapos de inmundicia; y caíamos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento» (Isaías 64:6)

Más artículos sobre Temas para predicar en estos tiempos

A continuación te dejo algunos enlaces relacionados a este artículo sobre temas para predicar en estos tiempos. Espero te puedan ser de utilidad y bendición para tu vida espiritual.

Leer más temas para predicar en tiempos difíciles

Perseverando en medio de los padecimientos

Dios está contigo en los momentos difíciles

La prueba de nuestra fe

Más temas para predicar en estos tiempos

El propósito del sufrimiento

Muchas son las aflicciones de los justos

Dios no nos ha dado espíritu de temor

Sigue leyendo más temas para predicar en estos tiempos

El llamado de Gedeón en momentos difíciles

Ponerse en la brecha y hacer vallado

Dios pelea mis batallas

A los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien

Cuanto te preguntes dónde buscar temas para predicar en estos tiempos, espero estos artículos te puedan ser útiles. Jesucristo te bendiga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.   
Privacidad