Saltar al contenido
Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas Escritas, Sermones

Con Cristo estoy juntamente crucificado, Gálatas 2:20

Índice

¿Qué significa con Cristo estoy juntamente crucificado? (Gálatas 2:20), estudio devocional

Gálatas 2:20: «Con Cristo estoy juntamente crucificado…», estudio devocional

Con Cristo estoy crucificado. Varios lugares en la Biblia hablan de estar con Cristo juntamente crucificado o haber muerto con Cristo, por ejemplo, Colosenses 2:20;3:3; y 2 Timoteo 2:11. Una discusión extensa sobre el tema se encuentra en Romanos 6:3–14. Dado que ningún creyente fue literalmente crucificado con Cristo, la frase «con Cristo estoy juntamente crucificado» es un símbolo de una verdad espiritual.

(También te pude interesar: Para mí el vivir es Cristo y el morir es ganancia)

Con Cristo estoy juntamente crucificado, Gálatas 2:20, versículo completo 

Gálatas 2:20 es un pasaje clave: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Con Cristo estoy crucificado.

Contexto de Gálatas 2: 20

Contexto, Gálatas 2, Con Cristo estoy crucificado

Con Cristo estoy juntamente crucificado. El contexto de Gálatas 2 es cómo el creyente se vuelve justo ante Dios. Los falsos maestros les decían a las iglesias de Galacia que la fe en Cristo no era suficiente. Para ser salvos, dijeron, los creyentes también deben ser circuncidados y convertirse en «judíos». Sólo entonces estarían completamente bien con Dios. 

(Puede que también te interese: Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos)

En Gálatas 2:15–16, Pablo contradice lo que decían los falsos maestros: “Nosotros, judíos de nacimiento, y no pecadores de entre los gentiles, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado”

Pablo dice: “Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios” (Gálatas 2:19). Mientras Pablo estaba tratando de agradar a Dios guardando la Ley, en realidad no estaba viviendo para Dios. Cuanto más trataba de guardar la Ley, más veía cuánto fallaba. Fue solo cuando dejó de intentar alcanzar la justicia por sí mismo y aceptó la justicia de Dios por la fe en Cristo que verdaderamente comenzó a vivir para Dios. La justificación por la fe en realidad hace posible vivir para Dios.

Con Cristo estoy juntamente crucificado significa que ya no estamos bajo la ley

Vivimos en la fe del Hijo de Dios

Con Cristo estoy juntamente crucificado significa que ya no estamos bajo el castigo de la Ley. Ese castigo fue pagado por Cristo en nuestro nombre. Cuando Cristo fue crucificado, fue como si fuéramos crucificados con Él. Con Cristo estoy crucificado. La pena fue pagada en su totalidad, tan seguramente como si hubiéramos sido crucificados por nuestros propios pecados. 

(También puedes visitar: Vida Cristiana)

Con Cristo estoy crucificado, pero cuando Cristo resucitó de entre los muertos, nosotros también resucitamos. Ahora, el Cristo resucitado nos da poder para vivir para Él de una manera que agrada a Dios. Solíamos buscar la vida a través de nuestras propias obras, pero ahora vivimos “en la fe del Hijo de Dios” (Gálatas 2:20).  

Significa que somos nueva criatura

Con Cristo estoy juntamente crucificado significa que somos nuevas creaciones. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Con Cristo estoy crucificado. La vieja vida está muerta y se ha ido. Caminamos en novedad de vida (Romanos 6:4).

Significa que tenemos un nuevo amor

Estar juntamente crucificado con Cristo significa que tenemos un nuevo amor. Los deseos de la carne y el amor por las cosas de este mundo han sido crucificados (Gálatas 5:24). Con Cristo estoy crucificado. Ahora amamos a Cristo, aunque no lo hemos visto (1 Pedro 1:8).

Con Cristo estoy juntamente crucificado es tener un nuevo compromiso

Estar juntamente crucificado con Cristo significa que tenemos un nuevo compromiso. Estamos dedicados al servicio y la gloria del Señor, y esa dedicación destruye el egoísmo y supera los lazos con la familia y los amigos. Hemos tomado nuestra cruz para seguirlo (Mateo 10:38). Con Cristo estoy crucificado.

Con Cristo estoy juntamente crucificado es tener una nueva forma de vida

Estar juntamente crucificado con Cristo significa que tenemos una nueva forma de vida. En un tiempo seguimos “la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2). Pero esa forma de vida fue clavada en la cruz. Ahora seguimos a Jesús, el autor y consumador de nuestra fe, y buscamos agradarle en todo (Hebreos 12:2), porque con Cristo estoy crucificado.

(Puede que te interese: Mujeres de la Biblia)

Con Cristo estoy juntamente crucificado enfatiza nuestra unión con Él

El énfasis está en lo que el ha hecho por nosotros

La idea de ser juntamente crucificados con Cristo enfatiza nuestra unión con Él y Su muerte por nosotros. Confiamos en la crucifixión de Cristo como pago por el castigo de nuestro pecado, con Cristo estoy crucificado y confiamos en Su poder para vivir de una manera que agrade a Dios. 

(Podría interesarte: Devocionales Cristianos)

El énfasis está en lo que Cristo ha hecho por nosotros, no en lo que tenemos que hacer para Dios. Con demasiada frecuencia, “He sido crucificado con Cristo, y es Cristo quien vive en mí” se convierte en “Necesito crucificar mis deseos pecaminosos y esforzarme más por vivir para Dios”; pues con Cristo estoy crucificado. Cuando esta se convierte en nuestra perspectiva, nos hemos salido de la vida de la gracia y regresado a la vida de la ley, y minimizamos el poder de la muerte de Cristo por nosotros. Estamos confiando menos en el poder de Cristo y más en nuestro propio poder, ¡y eso nunca funcionará bien!, ten presente lo que dijo Pablo que con Cristo estoy crucificado.

Con Cristo estoy juntamente crucificado, conclusión

En resumen, Gálatas 2:20 (Con Cristo estoy crucificado) nos dice cómo escapamos de la pena del pecado para vivir una vida que agrada a Dios. Saber que estamos “crucificados con Cristo” debe darnos un gran estímulo en nuestro caminar cristiano. Tenemos el poder de decir “no” al pecado y “sí” a Dios. Con Cristo estoy crucificado.