Saltar al contenido
Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas Escritas, Sermones

¿Qué significa ayuda idónea en la Biblia?

Índice

Lo que significa ayuda idónea según la Biblia (Significado bíblico)

¿Qué significa para la mujer ser ayuda idónea en la Biblia?

En Génesis 2:18, leemos que Adán estaba solo, y eso no era bueno, y Dios, en respuesta, dijo: «Le haré una ayuda idónea«. Ha habido muchos malentendidos con este versículo, pero ¿Qué significa ayuda idónea?

(También te puede interesar: Fiesta de los tabernáculos)

¿Qué significa para la mujer ser creada como una ayuda idónea? ¿Es un “extraordinario soporte para linterna” o algo completamente diferente? ¿Qué significa ayuda idónea?

Aunque Dios tomó una costilla de Adán para formar a Eva, las mujeres y los hombres tienen doce pares de costillas. Dios no necesitó una costilla para crear sino que la hizo parte de él. “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Génesis 1:27).

Le haré ayuda idónea, significado bíblico

El Señor Dios dijo: “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él… Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre” (Génesis 2:18-22).

(También puedes leer: La ofrenda de Caín y Abel)

Adán fue una creación maravillosa de carne y hueso, que veía, pensaba, observaba y trabajaba. La única parte de la creación donde Dios tomó algo de Adán para formar otro ser fue la creación de una mujer, el regalo de una ayuda idónea. La palabra ayudante no es una persona secundaria, sino alguien que es a imagen de Dios y llamado con la misma descripción que Dios, Ayudador

Dios diseñó una mujer para un hombre y un hombre para una mujer. Se necesitaban mutuamente para estar completos, crear vida y caminar con Dios. Después de nombrar a los animales y a los pájaros, Dios llevó la mujer a Adán. ¿Crees que Adán sintió una descarga de adrenalina con el regocijo y el asombro de esta nueva creación ante él? El hermoso diseño de Dios de una mujer trajo plenitud y gozo. Si Dios llamó buena a la creación del hombre y la mujer, no puedo imaginar a Adán en desacuerdo.

¿Qué significa ayuda idónea?, lo que significan Ezer y Neged

Lo que significa ayuda idónea para el hombre… 

Cuando piensas en la palabra ayudante, ¿En qué piensas? Tiendo a pensar en un asistente o un aprendiz. cuando pensamos en la palabra “ayudante” en Génesis 2:18, podemos leerla fácilmente como si significara algo así como “ayuda” para el hombre.

(Puede que te interese: La sal de la tierra)

La palabra hebrea ezer traducida como ayudante

La palabra hebrea traducida “ayudante” es la palabra ezer. Consideremos algunas de las ocasiones en las que esa palabra aparece en las Escrituras:

En Éxodo 18:4, leemos que el nombre de uno de los hijos de Moisés era Eliezer. ¿Por qué? “porque dijo: El Dios de mi padre me ayudó (ezer), y me libró de la espada de Faraón”.

En el Salmo 10, el salmista clama al Señor pidiendo ayuda en tiempos de dificultad. En 10:14, se refiere a Dios como “Tú lo has visto; porque miras el trabajo y la vejación, para dar la recompensa con tu mano; a ti se acoge el desvalido; tú eres el amparo (ezer) del huérfano”.

(Te podría interesar: Llorad con los que lloran)

Salmo 27:9, 40:17 y 118:7 se refieren a Dios como el ezer en tiempos de necesidad. El Salmo 118:7 en particular tiene alguna conexión con el relato del Génesis, ya que dice: “Jehová está conmigo entre los que me ayudan (ezer)”.

La mujer como ayuda idónea

Así como la mujer fue tomada del lado del hombre como símbolo de unión y compañerismo, así también el Señor se muestra como un ayudante en una proximidad similar.

La palabra ezer se usa con más frecuencia para Dios que para la humanidad. Sería más exacto decir que en Génesis 2:18, a la mujer se le da un nombre que frecuentemente se atribuye a Dios que decir que en otros lugares de las Escrituras, el Señor está asumiendo una cualidad, que a menudo se atribuye a la mujer.

(Puedes también leer: ¿De dónde salió la esposa de Caín?)

Con demasiada frecuencia, la idea de un ayudante es alguien menos que el otro, como un trabajador no calificado que ayuda a otro calificado. O alguien que tiene menos estatus o educación que el que recibe ayuda. A menudo el papel de la mujer se ha relacionado con un papel subordinado al hombre. No es así en el orden creado por Dios. A imagen de Dios, la mujer es una ayuda y es llamada con la misma descripción que Dios.

La palabra “ayudante” (en hebreo es “Ezer”, ayuda, ayudante) es la misma palabra usada por Dios sesenta y seis veces en las Escrituras. Este “Ezer” (pronunciado “ay-zer”) habla de la fuerza, el poder, la protección, la ayuda y el rescate de Dios.

Philip Payne lo resume bien:

«El sustantivo usado aquí [ezer] a lo largo del Antiguo Testamento no sugiere ‘ayudante’ como en ‘siervo’, sino ayuda, salvador, protector como en ‘Dios es nuestra ayuda’. En ninguna otra aparición en el Antiguo Testamento esto se refiere a un inferior, sino siempre a un superior o a un igual... ‘ayuda’ expresa que la mujer es una ayuda/ fuerza que rescata o salva al hombre.»

La palabra hebrea neged, traducida idónea

Para la palabra traducida “idónea”, tenemos la palabra hebrea neged. Es una palabra que significa algo así como «delante de, en la cara de, etc.»

(Podría interesarte: Preguntas y respuestas bíblicas)

Se utiliza frecuentemente en actos de habla. Podría traducirse como «opuesto a». Según el Léxico hebreo de Gesenius, significa «estar audazmente opuesto a«. Cuando lees eso, podrías pensar que suena como si la primera pareja estuviera preparada para discutir entre sí. Pero piénselo más como la vieja frase: si quieres que algo cambie, no puedes hacer las cosas como siempre las has hecho antes.

Creo que aquí, especialmente en el contexto de la tarea de Adán al poner nombre, significa algo así como «aquello que nunca has visto antes, totalmente diferente a todo lo demás«. Esto se vuelve más claro cuando lo relacionamos con la imagen de Dios.

(Puedes visitar la sección de Estudios Bíblicos)

Como se mencionó anteriormente, la palabra idónea proviene del hebreo “neged” (neh’-ghed), que significa “ delante de, a la vista de, opuesto a” (Strong’s 5048). Esta persona “adecuada” es conspicua, vigorosa, líder, eficaz, se destaca con audacia, alaba, expone, expone, profesa claramente, informa, cuenta y pronuncia. Considerar la palabra idónea revela el significado y la importancia de una mujer creada igual al hombre. Este compañero habla, aconseja y juntos afrontan las alegrías y las tristezas de la vida. No sólo cada uno completaba al otro, sino que cada uno tenía una mente para pensar, un corazón para sentir y un espíritu que viviría para siempre.

¿Cómo se relaciona esto con la imagen de Dios?

“Y he aquí que era bueno…” Esa frase resuena en los dos primeros capítulos del Génesis. Se supone que Génesis 2:18 se siente como un terremoto cuando el Señor Dios declara: «no es bueno«. Esa es una declaración previa a la caída. Algo no estuvo bien. ¿Qué fue eso? Era su soledad.

La “ayuda idónea” es la respuesta a la soledad de Adán. Pero ¿Qué significa eso? ¿Su “ayuda” es simplemente una respuesta a su soledad? ¿Tuvo algo que ver con la intimidad sexual o la procreación? 

¿Adán vio a otros animales juntos y luego sintió el dolor de su propia soledad? Todas las demás criaturas tenían una pareja. Todos podrían reproducirse. Pero Adán no. ¿Está ardiendo de deseo sexual y por eso no es bueno para él estar solo?

(También te puede interesar: Familia Cristiana)

¿O es alguna otra necesidad que Adán tiene dentro de sí mismo y que no puede satisfacerse sin una mujer? ¿Es una necesidad emocional? ¿Una necesidad física? ¿Una necesidad espiritual? Ciertamente hay una carencia en Adán. Y todas esas son ciertamente necesidades potenciales para Adam, pero esa no es la respuesta completa.

La razón principal por la que no es bueno que el hombre esté solo se remonta a Génesis 1:26 y 1:28. “Hagamos al hombre a nuestra imagen…” y luego tener la tarea de ser fructífero y multiplicarse no es algo que Adán pueda hacer solo.

El mandato de la creación para que él sea fructífero y se multiplique y trabaje y guarde el Jardín está en peligro porque Adán no puede representar adecuadamente a Dios por sí mismo. Adán necesitaba a Eva para reflejar fielmente a Dios. Él, para cumplir su mandato de creación, necesitaba un Salvador.

La mujer no fue creada para ser la feliz asistente de Adán. Fue creada como coportadora igualitaria del mandato de creación. Se necesitan unos a otros para reflejar adecuadamente a Dios.

(Puede que te interese: Prédicas cristianas escritas)

Ella no fue creada para servirle; no es así como ella lo “ayuda”. Ella fue creada para servir junto a él. Su ayuda es una función de tipo salvador: Adán la necesita; ella es necesaria para el cumplimiento del llamado de Dios a la humanidad.

Lo que significa ayuda idónea, conclusión

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18).

Las esposas son la imagen de la iglesia rindiéndose a Cristo, y los esposos deben ser como Jesús al someterse por ella (esposa) como lo hizo Jesús por la iglesia, la Esposa de Cristo. Matthew Henry, pastor y autor, declara bellamente: “La mujer fue hecha de una costilla del costado de Adán; no hecho de su cabeza para gobernarlo, ni de sus pies para ser pisoteado por él, sino de su costado para ser igual a él, bajo su brazo para ser protegido y cerca de su corazón para ser amada”.

(Te puede interesar: El mundo pasa y sus deseos)

Efesios da la imagen del amor puro. Jesús nos amó y se entregó por nosotros. Debemos seguir el ejemplo de Dios y dar nuestra vida por el otro. Como familia de fe, estamos llamados a seguir el estándar de amor de Dios, sometiéndonos al otro porque amamos y respetamos al Señor. 

Someteos unos a otros en el temor de Dios. Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador” (Efesios 5:21-23).