Saltar al contenido
Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas Escritas, Sermones

LA CONQUISTA DE CANAÁN

Índice

LA CONQUISTA DE CANAAN (JOSUÉ 1-24)

La conquista de Canaán (alrededor del ano 1451 A.C.) 

En este artículo se tratará de abordar lo concerniente a la conquista de Canaán. Espero que te sea de utilidad para crecer en el conocimiento de la historia de Israel y puedas enseñarlo en tu congregación. 

Al final te dejo un resumen con textos bíblicos de sobre la Conquista de Canaán, espero te sea de utilidad.

A. LA CONQUISTA DE CANAÁN: CRUZANDO EL JORDAN

A la muerte de Moisés encontramos a Josué acampado en la orilla este del Jordán, opuesto a Jericó.

1. El Cruce del Jordán:

a. Este era el tiempo del año en que las aguas inundaban sus orillas.

b. Por voluntad divina el cauce del Jordán fue secado, permitiendo así el paso de los israelitas.

c. El arca, llevada por los sacerdotes, pasó primero. Permaneció en medio del río hasta que todo el pueblo pasó.

d. Doce piedras fueron tomadas del Jordán y colocadas al otro lado como un memorial. Tan pronto como esto se cumplió, las aguas volvieron a juntarse en su acostumbrado canal y el río inundó sus orillas como antes. 

(También te puede interesar: En Cristo somos más que vencedores)

2. Gilgal:

a. Las doce piedras fueron levantadas aquí.

b. La palabra significa “rodar” o “revuelta.” El rito de la circuncisión fue realizado, “quitando el oprobio.”

c. El maná cesó.

d. La celebración de la Pascua fue realizada.

B. LA CONQUISTA DE CANAÁN: JERICÓ

1. Una ubicación estratégica que afectaría la conquista de toda la tierra.

2. Dos espías fueron enviados secretamente, protegidos y ayudados en su huida por la ramera, Rahab. Ella y toda su familia fueron los únicos habitantes de Jericó que se salvaron.

3. Mientras sitiaban Jericó, el Arca fue llevada alrededor de la ciudad por seis días consecutivos, y en el séptimo día siete veces, cuando de pronto los muros se derrumbaron.

(También puedes leer: Dios pelea mis batallas)

a. Durante los seis días de marcha, el único sonido permitido era el de las bocinas de los sacerdotes que precedían a los hombres con el Arca.

b. El séptimo día, después de la séptima marcha, los sacerdotes tocaron las bocinas, y el pueblo gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó.

4. La ciudad fue demolida y quemada. Una maldición solemne fue pronunciada contra cualquiera que se atreviera a reedificar la ciudad.

5. Esta ciudad sería una forma de las “Primicias” al Señor.

6. Jericó ha sido el sitio de un extenso trabajo arqueológico. Las evidencias muestran que fue destruida cerca del año 1400 A.C. Los muros verdaderamente se derrumbaron. Las señales del incendio de la ciudad son muy marcadas, con grandes capas de carbón y cenizas entre las ruinas. Debajo de las cenizas pueden ser encontrados restos de comestibles, convertidos en carbón por el intenso calor (Lea Josué 6:18, 20, 24).

C. LA CONQUISTA DE CANAÁN: HAI:

1. Situada a lo largo de un pasaje estratégico hacia el interior del país.

2. Un pequeño y escogido grupo de hombres armados fue enviado, pues la conquista parecía fácil. Ellos fueron derrotados.

(También puedes leer: Para el que cree todo es posible)

3. Josué y los ancianos se postraron delante del Arca y permanecieron allí hasta caída la tarde. El Señor les habló, y ellos supieron que habían pecado. El culpable era Acán, quien había hurtado y escondido parte del botín consagrado de Jericó. La autoridad de Dios fue vindicada muy pronto por la ejecución del ofensor y su familia.

4. Poco después, Hai fue tomada, su rey y su pueblo fueron destruidos y el paso de Jericó fue asegurado.

D. LA CONQUISTA DE CANAÁN: EN EL MONTE EBAL Y GERIZIM:

1. La Ley fue leída y ratificada con ceremonias solemnes e imponentes.

2. Un altar fue erigido, ofrendas encendidas y ofrendas de paz fueron sacrificadas a Jehová.

3. Las piedras del altar fueron cubiertas con cal y las palabras de la Ley fueron inscritas sobre ellas.

E. LA CONQUISTA DE CANAÁN: LOS GABAONITAS:

1. Como resultado de su negligencia en pedir consejo a Dios, Josué fue inducido a hacer, por un engaño, una alianza con los gabaonitas, una tribu poderosa de los heveos que vivían cerca de Hai.

2. Ellos declararon que habían venido de una tierra lejana.

3. Israel guardó la alianza, pero los gabaonitas fueron obligados a aceptar convertirse en “leñadores y aguadores” para los judíos.

F. LA CONQUISTA DE CANAÁN: LA CAMPANA DEL SUR:

1. Los líderes de las ciudades-estados del sur de Canaán no estaban dispuestos a descansar mientras el poder de Israel se hacía más grande. Cinco reyes hicieron una alianza y marcharon contra Gabaón:

a. Jerusalén

b. Hebrón

c. Jarmut

d. Laquis

e. Eglón

2. Los gabaonitas acudieron a Josué por ayuda. (De acuerdo a sus derechos otorgados en la alianza.)

3. Josué preparó una repentina marcha nocturna del campamento cerca de Gabaón al amanecer.

4. Su ataque tuvo éxito. Los ejércitos de los reyes del sur huyeron por las colinas, y Dios arrojó piedras de granizo sobre ellos. Fueron más los que murieron por las piedras que por las espadas de los israelitas.

(Podría interesarte: El llamado de Gedeón en tiempos difíciles)

5. El día estaba terminando, y Josué temía que el remanente de los cananitas pudiera escapar, para retornar luego y vengarse. Por eso, él mandó al sol y a la luna que se detuvieran, y así fue, hasta que la conquista fue lograda. Los cinco reyes fueron capturados y decapitados.

6. Esta campaña dio a los israelitas la posesión de la mayor parte del distrito sur de Palestina, desde donde ellos conquistaron ciudades importantes una tras otra (Josué 10:41).

G. LA CONQUISTA DE CANAÁN: LA BATALLA DE MEROM – LA CONQUISTA DEL DISTRITO NORTE:

1. El norte, o distrito galileo, era el único que faltaba ser vencido.

2. Una poderosa alianza de las tribus fue formada, encabezada por Jabín, rey de Hazor.

3. Esta alianza (la alianza de Hazor) reunió sus fuerzas junto a las aguas de Merom, pero Josué tomó la ofensiva y lanzó un ataque sorpresivo, derrotándolos por completo.

4. La conquista completa de sus ciudades y territorios fue lograda en detalle más adelante.

(Podría interesarte: 5 Características de un siervo de Dios)

5. Esto culminó la conquista de Canaán, a pesar de que muchos lugares fueron pasados por alto y continuaron resistiendo hasta el tiempo de David. Sin embargo, esta fase inicial de la ocupación fue considerada completa con la destrucción de Hazor y sus aliados.

H. DESPUÉS DE LA CONQUISTA DE CANAÁN: LA DIVISIÓN DE LA TIERRA:

1. La parte principal del país estaba ahora dominada. Josué, con la ayuda de Eleazar, el sumo sacerdote, tenía ahora la tarea de dividir la tierra de Canaán entre las nueve tribus y media que aún tenían que recibir sus herencias (Rubén, Gad y la media-tribu de Manasés habían pedido y recibido sus herencias al este del Jordán, antes de cruzarlo).

a. Al dividir Canaán entre las tribus, Josué reconoció las victorias dadas por Dios y animó a las tribus a entrar y ocupar la tierra asignada a ellos.

2. Judá: Asignada al territorio del sur de Canaán, oeste y sudoeste del Mar Muerto.

a. Una parte de esta tierra fue asignada subsecuentemente a Simeón porque la parte de los hijos de Judá era excesiva para ellos (Josué 19:1-9).

(También puedes leer: Dios nos escucha, pero debemos clamar)

3. Efraín y Manasés (Las tribus de José): La parte central más importante de Canaán. Ésta aún estaba habitada por un numeroso grupo de cananitas que tenían que ser conquistados.

a. Josué era de la tribu de Efraín.

b. El noble Gedeón vino de la tribu de Manasés.

c. Por un largo período de la historia de Israel, la tribu de Efraín fue la principal.

4. Benjamín y Dan: Territorio asignado entre las tierras de Judá y las tribus de Efraín y Manasés.

a. En la frontera entre Judá y Benjamín estaba la cuidad de los jebusitas, Jebús (Jerusalén), que más tarde llegó a ser el centro espiritual y político del Israel unido.

b. La tribu de Dan tenía dificultad en mantenerse a sí misma en la parte costeña donde los amorreos eran fuertes (Jueces 1:34).

c. Un grupo de danitas emigraron al extremo norte de Canaán.

5. Aser, Zabulón, Isacar y Neftalí: Recibieron sus herencias en el norte (Josué 19:10-39).

a. Aquí encontramos a Nazaret, donde Jesús pasó la mayor parte de Su vida terrenal, y en la costa sur de Neftalí, la mayoría de Sus obras poderosas fueron realizadas.

6. Rubén, Gad y la media tribu de Manasés: Tenían sus herencias al este del Jordán.

7. Leví: no recibieron una herencia como tribu, pues ellos fueron dedicados a oficios relacionados con el sacerdocio.

a. Ellos fueron sostenidos por los diezmos y ofrendas de todo el pueblo.

b. Recibieron 48 ciudades para su residencia.

c. Seis de estas ciudades fueron hechas “ciudades de refugio” en las cuales podían refugiarse las personas que por accidente quitaron las vidas de otros.

I. DESPUÉS DE LA CONQUISTA DE CANAÁN: SILO

1. Escogido como un lugar de descanso para el Arca del Tabernáculo.

2. Ubicado en el territorio de Efraín, al norte de Betel.

3. El Arca permaneció aquí por muchas generaciones.

4. El pueblo hebreo venía aquí año tras año para celebrar las fiestas de la Pascua, Pentecostés y el Tabernáculo.

5. Después que el Arca fue sacada de aquí, se hundió en la insignificancia y el abandono.

6. Esta fue la ciudad donde Ana llevó a su hijo, Samuel, y le dedicó al Señor.

J. DESPUÉS DE LA CONQUISTA DE CANAÁN: EL ALTAR AL ESTE DEL JORDAN

1. Las tribus al este edificaron un gran altar a la orilla del Jordán.

2. Las otras tribus temían un establecimiento rival a aquel en Silo, resultando casi una guerra.

3. Una embajada fue enviada, y al convencerse de que el altar era simplemente un memorial de la bondad de Dios, la armonía fue restaurada.

(Podría interesarte: Prédicas Cristianas Escritas)

K. JOSUE:

1. Su última exhortación: Aproximadamente 12 ó 14 años después de la división final del país, él reunió a los líderes de todas las tribus en Siquem.

a. Ellos fueron instados a servir al Señor.

b. Ellos juraron que nunca regresarían a los ídolos.

c. Sabiendo lo voluble que era la nación, Josué perpetuó el recuerdo de su juramento con una gran piedra conmemorativa.

d. Poco después, Josué murió a la edad de 110 años.

2. Josué significa “Jesús” en el idioma griego.

3. El puede ser considerado como un “tipo de Cristo.”

L. JUICIOS SOBRE LOS CANANITAS, DESPUÉS DE LA CONQUISTA DE CANAÁN

1. Los juicios impuestos por Josué y su ejército fueron terribles, pero bien merecidos.

2. La idolatría de estas naciones era muy extrema; ellos practicaban ritos de fertilidad inmorales en el nombre de la religión y adoración.

a. Esto era muy malo, degradante y perverso.

b. Dios había tolerado esto por cientos de años.

c. Los judíos fueron los instrumentos de Dios para ejecutar los juicios.

d. Ellos pudieron haber sido destruidos por causas naturales, pero de esta manera, Dios enseñó a los judíos las consecuencias de abandonar la adoración pura del Dios verdadero.

(También puedes visitar la sección de Estudios Bíblicos)

3. Los judíos eran constantemente recordados de que todos los males que ellos habían impuesto a los cananitas, y aún mayores, caerían sobre ellos si llegaran a ser idólatras.

4. Los cananitas no fueron destruidos por completo. Su influencia llegó a corromper a muchos israelitas, y sólo las obras y enseñanzas de los profetas preservaron la verdadera fe.

M. EL ESPIRITU RELIGIOSO DEL PUEBLO JUDIO DESPUÉS DE LA CONQUISTA DE CANAÁN

1. Complació altamente a Dios en el tiempo de Josué (Jeremías 2:2).

2. El pueblo ahora entraba a un tiempo de prosperidad y comodidad mundanas, lo cual sería difícil en su espiritualidad.

3. Por todo lo que Josué hizo, él no dio al pueblo el descanso perfecto (Hebreos 4:8). La nación aún tenía que esperar, aún existía un vacío.

RESUMEN DE LA CONQUISTA DE CANAÁN

Antes de la conquista de Canaán

Dios llamó a Abraham para que fuera a una tierra desconocida que le sería revelada (Génesis 12:1). El Señor guio a Abraham a esa tierra, Canaán, pero Abraham vivió allí como un “extranjero”, y Dios prometió que sus descendientes serían los dueños (Génesis 17:8). 

Dios también le dijo a Abraham que sus descendientes estarían cautivos en una nación extranjera por alrededor de 400 años pero que Dios los traería de vuelta a la tierra que Él había prometido. Conquistarían la tierra, y esta conquista sería un juicio sobre los habitantes de la tierra en ese momento (Génesis 15:13–16).

(Puede que te interese: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

El nieto de Abraham, Jacob (Israel), bajó a Egipto con toda su familia, unos 70 en total (Génesis 46). Vivieron y prosperaron en Egipto durante muchos años hasta que se volvieron tan fuertes y numerosos que Faraón se sintió amenazado por ellos, por lo que los esclavizó (Éxodo 1:1–14). Dios los libró de Egipto (Éxodo 2—12), y regresaron a la Tierra Prometida.

Se pospone la conquista de la tierra prometida, la conquista de Canaán

Mientras los israelitas se preparaban para entrar y tomar posesión de Canaán a través de la conquista, doce espías fueron enviados por delante para explorar la tierra. Todos estuvieron de acuerdo en que la tierra era buena y que la gente allí era fuerte

Diez de los espías dijeron que eran incapaces de tomar la tierra, mientras que solo dos, Josué y Caleb, confiaron en que el Señor les daría la tierra ( Números 13 ). El pueblo escuchó a los diez espías y se rebeló. Como resultado, Dios dijo que ninguno de esos adultos vivos en ese momento entraría en la Tierra Prometida excepto Josué y Caleb (Números 14).

Cuando esa generación, incluido Moisés, murió en los años intermedios, Josué finalmente estuvo listo para liderar una nueva generación de israelitas para conquistar la Tierra Prometida. El libro de Josué del Antiguo Testamento cuenta la historia de la conquista, y lo que sigue es un breve resumen:

BREVE RESUMEN DE LA CONQUISTA DE CANAÁN

La conquista de Canaán: Primer objetivo Jericó

El primer objetivo principal fue la ciudad de Jericó en la parte media de Canaán (Josué 2). Dios secó el río Jordán, límite de Canaán, para que toda la nación pudiera pasar en seco (Josué 3). Sin embargo, el ataque a Jericó no fue convencional. Debía hacerse de tal manera que todos supieran que era Dios quien le estaba dando la victoria a Israel.

(Puede que te interese: Dios no nos ha dado espíritu de temor)

En lugar de poner sitio a la ciudad, la gente simplemente marcharía alrededor de ella durante siete días. En el séptimo día, los muros cayeron e Israel asaltó la ciudad, matando a todos los habitantes (excepto Rahab y su familia. Ver Josué 2). Los israelitas no debían tomar botín, ya que todo debía ser dedicado a Dios (Josué 6).

El siguiente objetivo de la conquista de Canaán es Hai

El siguiente objetivo era la ciudad de Hai. El ejército israelita sintió que sería una victoria fácil, pero, inesperadamente, los hombres de la ciudad derrotaron a Israel. Resulta que Dios no estaba con ellos porque uno de los hombres de Israel había tomado algunos artículos prohibidos de Jericó. Una vez que se solucionó eso, Israel derrotó a Hai (Josué 7-8). Después de la victoria en Hai, Josué renovó el pacto con el pueblo en el monte Ebal (Josué 8:30–35).

En el tiempo de la conquista de Canaán, no era una nación sino un lugar donde los reyes gobernaban ciudades y territorios

Es importante recordar que, en ese momento, Canaán no era una nación sino un territorio donde los reyes gobernaban ciudades y territorios. Un grupo de cinco reyes amorreos decidió que debían alinearse y atacar preventivamente a Israel, pero todos fueron derrotados (Josué 10). 

(También puedes leer: Los que esperan en Jehová)

Más tarde, otro grupo de reyes de la mitad norte de Canaán también formó una confederación para atacar a los israelitas; ellos también fueron derrotados ( Josué 11). Josué y el pueblo de Israel continuaron la conquista hasta que todo Canaán fue sometido (Josué 11:23). La estrategia de Israel parece haber sido derrotar primero a las ciudades más fuertes (Josué 12) y luego dividir el territorio entre las tribus individuales y permitir que cada tribu terminara de conquistar su propio territorio (Josué 13—22).

EN LA CONQUISTA DE CANAÁN DIOS INTERVINO MILAGROSAMENTE

Durante la conquista de Canaán, Dios intervino milagrosamente en varias ocasiones, incluso el día en que el sol se detuvo (Josué 10). Israel tuvo mucho éxito en derrotar o expulsar a los cananeos; sin embargo, no fueron completamente exitosos. Algunas veces dejaron bolsas de cananeos para que siguieran gobernando ellos mismos, y algunas veces esclavizaron a los cananeos (Jueces 1). Ambas cosas habían sido prohibidas por Dios, quien le dijo a Israel que los expulsara por completo (Deuteronomio 7:2). 

(También te puede interesar: A los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien)

Como resultado, los cananeos que quedaron en la tierra se convirtieron en una tentación y una trampa para el pueblo de Israel. A veces, Israel adoraba a los dioses de los cananeos y, a veces, Dios permitía que los paganos restantes los gobernaran. El libro de Jueces cuenta la historia.

Hoy en día, hay muchos que critican a un Dios que ordenaría el “genocidio”. Sin embargo, la Biblia deja en claro que Dios estaba enviando a Israel a la Tierra Prometida para castigar a las personas que vivían allí por su maldad. Ciertamente Dios tiene el derecho de administrar juicio de esta manera.