Saltar al contenido
Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas Escritas, Sermones

LA UTILIDAD DE LA BIBLIA

Índice

LA UTILIDAD DE LA BIBLIA, 2 TIMOTEEO 3:16-17

Toda la escritura es útil

¿Por qué necesitamos la Biblia? ¿Para qué es útil? Esto es lo que la Biblia misma nos dice en 2 Timoteo 3:16-17:

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”.

La primera pieza de información dada en el pasaje anterior de 2 Timoteo 3:16-17 es que la Biblia ciertamente es provechosa, útil. ¿Para qué es útil? “Para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. Ahora tomemos a continuación cada uno de estos puntos uno por uno.

(También te puede interesar: Los atributos de Dios)

TODA LA ESCRITURA ES ÚTIL PARA ENSEÑAR, 2 TIMOTEO 3:16

Toda la escritura es útil para doctrina o enseñanza, 2 Timoteo 3:16

Lo primero que 2 Timoteo 3:16-17 nos dice que la Biblia es útil es para la doctrina o la enseñanza. Esto es especialmente importante ya que cuando se trata de Dios, la gente suele seguir las enseñanzas de sus tradiciones o las enseñanzas de lo que la sociedad considera como «la fuente correcta de información religiosa»; por lo tanto, para muchos la enseñanza acerca de Dios proviene del sacerdote, la familia, la escuela, etc. No hay problema con ninguna de estas fuentes SI enseñan lo que enseña la Biblia. Desafortunadamente, muchas veces esto no sucede, en cuyo caso la enseñanza que se recibe a través de estas fuentes, aunque sea religiosa y sincera, también es INCORRECTA porque no está de acuerdo con la enseñanza que Dios da en la Biblia.

(Puede que te interese: El mundo pasa y sus deseos)

Un ejemplo de la Biblia usada para enseñar es el tema de la salvación. La respuesta que da la Biblia a este tema es muy clara:

Romanos 10:9: «Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo«.

Efesios 2:8-9: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”

Juan 3:5 «De cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios«

¿Se puede decir más claro que para ser salvo lo que se necesita no son buenas obras sino creer que Jesús es el Señor y que Dios lo resucitó de entre los muertos?. También se nos habla de nacer de nuevo, del agua y del Espíritu, esto es bautismo en agua y recibir el Espíritu Santo

Si tu escuela, tu pastor, tu familia apoya algo más, ¿Qué enseñanza vas a seguir? ¿Las enseñanzas de la Biblia o las enseñanzas de varios hombres, quienesquiera que sean? Prefiero las enseñanzas de la Biblia, porque sólo la Biblia “ es útil para enseñar” (II Timoteo 3:16-17).

LA UTILIDAD DE LA BIBLIA: TODA LA ESCRITURA ES ÚTIL PARA REDARGÜIR Y CORREGIR, «PARA LA REPRENSIÓN»

La escritura es útil para redargüir y corregir

Además de enseñar, 2 Timoteo 3:16-17 nos dice que la Biblia también es útil para redargüir y corregir. Esto significa que la Biblia puede mostrarnos si estamos equivocados y dónde estamos equivocados. Las sagradas escrituras me reprenden y me corrigen y todo esto en un mismo pasaje. 

(Podría interesarte: Devocionales Cristianos)

Otro ejemplo es Efesios 4:31: “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”. Si estoy amargado, colérico, etc., la Biblia me dice que esto está mal. ¿Y sabes por qué está mal? No porque la sociedad o el sistema moral del mundo lo defina como incorrecto sino porque DIOS en Su Palabra lo define como incorrecto. Para encontrar lo que está mal o bien no es necesario conocer ni seguir el sistema moral del mundo. Lo que sí necesitas saber y seguir es la Palabra de Dios.

La utilidad de la Biblia: La corrección siempre es un complemento para la reprensión

La corrección es siempre un complemento necesario de cualquier reprensión. Con la reprensión vemos dónde nos equivocamos, mientras que con la corrección sabemos qué es lo correcto. En el caso de Efesios 4:31, que vimos arriba, basta avanzar un versículo más para recibir después de la reprensión, la corrección. Así Efesios 4:32 nos dice:

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”

(También puedes leer: El evangelio de Jesucristo)

Todas estas cosas para las que la Biblia es útil, es decir, enseñar, reprender, corregir, la hacen útil para instruir en justicia o, como dice el griego, para instruir en justicia.

LA UTILIDAD DE LA BIBLIA: PARA QUE EL HOMBRE DE DIOS SEA PERFECTO, ENTERAMENTE PREPARADO PARA TODA BUENA OBRA

La razón por la que Dios dio la Biblia, que es útil para todas estas cosas, “es que el hombre de Dios sea PERFECTO”. Esto significa que no puedes ser perfecto sino solo aplicando lo que dice la Biblia.

(También te puede interesar: La perfección en la Biblia)

El pasaje de 2 Timoteo 3:16-17 también nos dice que la Biblia fue dada para que el hombre de Dios esté «enteramente preparado para toda buena obra«. Las buenas obras a las que se hace referencia aquí no son buenas obras que TÚ hayas «preparado» para Dios. Para Dios las únicas obras que son realmente buenas son las «buenas obras que DIOS preparó de antemano para que anduviésemos en ellas» (Efesios 2:10). Para estar listo o completamente equipado para estas buenas obras, lo que necesita es el libro de texto de Dios: La Biblia.